Brotan en la comarca de Ciudad Rodrigo las primeras setas de cardo, excelentes para la circulación sanguínea

|


Ciudad Rodrigo / CARLOS GARCÍA

Muchos aficionados al arte culinario micológico han podido salir este fin de semana, 24 y 25 de octubre de 2015, para recolectar las primeras Setas de Cardo que han brotado en las praderas.

Además de su excelente valor culinario, esta seta, cuyo nombre científico es "Pleurotus Eryngii" está considerada como un buen añadido para mejorar la circulación por los vasos sanguíneos. Y es que la seta de cardo es beneficiosa para la salud por ser rica en Vitamina B2, B3, Potasio y Yodo.


Vitamina B2

(o riboflavina). Favorece la actividad oxigenadora intercelular, mejorando el estado de las células del sistema nervioso y colaborando en la regeneración de tejidos como piel, cabello, uñas y mucosas, y de forma especial en la integridad de la córnea, contribuyendo de esta manera a mejorar la salud visual. 


Potasio.

Junto con el sodio, se encarga de regular el balance ácido-base y la concentración de agua en sangre y tejidos. Las concentraciones de estos dos elementos en el interior y exterior de las células de nuestro organismo generan un potencial eléctrico que propicia las contracciones musculares y el impulso nervioso, con especial relevancia en la actividad cardíaca.


Yodo.

Favorece el funcionamiento de los tejidos nerviosos y musculares, así como el sistema circulatorio. Además, el yodo, colabora en el metabolismo de otros nutrientes, y juega un papel esencial en el adecuado desarrollo de la glándula tiroidea.


Vitamina B3

Interviene en el proceso de transformación de energía a partir de hidratos de carbono, proteínas y grasas, y contribuye a relajar los vasos sanguíneos dotándoles de elasticidad, a estabilizar los niveles de glucosa y ácidos grasos en la sangre, y a reducir el colesterol secretado por el hígado. Junto con otras vitaminas del complejo B, la niacina ayuda a mantener sanas piel y mucosas digestivas, además de colaborar en el buen estado del sistema nervioso.