TEATRO - PREMIOS

La ONCE, premio Rosa García Cano por su difusión teatral a través del grupo Lazarillo de Tormes

|


Ciudad Rodrigo. CARLOS GARCÍA

La ONCE ha sido uno de los tres galardonados por Cívitas, entidad gestora de la Feria de Teatro de Castilla y León, en los premios anuales "Rosa García Cano" que concede anualmente.

En concreto, el premio, en la modalidad de difusión y puesta en valor de las artes escénicas, se ha concedido al grupo Lazarillo de Tormes de la ONCE "como ejemplo del trabajo por apoyar las artes escénicas como vehículo para la normalización social".

En la modalidad de promoción de las artes escénicas entre el público infantil y juvenil, el premio ha recaído en la burgalesa Concha Villarubia del Valle, encargada del Cirtuito Abecedaria que puso en marcha la Junta de Andalucía en 1995.

También ha sido premiado Mario Pérez Tapanes, director de programación de la Fundación Municipal de Cultura de Valladolid hasta 2014, por "sus 32 años generando programas e iniciativas de exhibición, promoción y formación" en pro de la gestión cultural vinculada a las artes escénicas.

Estos premios, que llegan este año a su cuarta edición, llevan el nombre de Rosa García Cano, ya fallecida y persona que dirigió hasta su muerte la Feria de Teatro de Castilla y León.


Relación de premiados:


* Concha Villarubia del Valle, burgalesa de que ha desarrollado su trayectoria profesional fundamentalmente en Andalucía, destacando su trabajo como responsable e impulsora del Circuito Abecedaria; por su labor en la creación, promoción y coordinación de este proyecto desde 1995 hasta la actualidad como MEJOR INICIATIVA DE PROGRAMAS EDUCATIVOS Y DE PROMOCION DE LAS ARTES ESCÉNICAS PARA LA INFANCIA Y LA JUVENTUD.


* Mario Pérez Tapanes, Director de Programación de la Fundación Municipal de Cultura de Valladolid hasta 2014, por sus 32 años generando programas e iniciativas de exhibición, promoción y formación ha sido galardonado con el Premio que reconoce la labor de GESTIÓN CULTURAL VINCULADA A LAS ARTES ESCÉNICAS


* A la ONCE y en su representación al Grupo de Teatro Lazarillo de Tormes de la ONCE de Salamanca, como ejemplo del trabajo de la ONCE por apoyar las artes escénicas como vehículo para la normalización social. EL jurado singulariza en este grupo con treinta años de historia, el reconocimiento a toda la labor de la ONCE en la difusión y puesta en valor que hace de las artes escénicas no solo como elemento artístico y cultural, sino también de estimulación de la autonomía, superación e integración. Por ello, se le concede el PREMIO A LA DIFUSIÓN Y PUESTA EN VALOR DE LAS ARTES ESCÉNICAS.