La Residencia municipal de Martiago, un ejemplo de gestión, con lista de espera tras un año abierta

|

Gregorio Sánchez, alcalde de Martiago, en su despacho de la Alcaldía.


Martiago. CARLOS GARCÍA

El nuevo alcalde de Martiago, Gregorio Sánchez Castrillo, repasa en una entrevista con este medio la situación de la vida de la localidad y del Ayuntamiento y destaca, entre otras muchas cuestiones, el buen funcionamiento de la residencia municipal Virgen de la Peña de Francia, que se abrió hace ahora un año y que ha logrado tener todas sus plazas completas y, además, tener lista de espera, a pesar de que dispone de 31 plazas para válidos y asistidos.

"La residencia va muy bien", explica el regidor, que se siente muy orgulloso de que esta infraestructura municipal genere 14 puestos de trabajo directos.

Gregorio Sánchez, hijo del pueblo de Martiago y de 66 años de edad, tiene claro que su objetivo fundamental es el de "mejorar algunas coas del pueblo" y también intentar que "la gente se una", ya que, a su juicio, "hay que hacer cosas buenas para el pueblo, todos juntos, el equipo de gobierno y la oposición".

Una de las preocupaciones actuales es el agua, que llega a través de la red de la Mancomunidad de Aguas de Burguillo y que "no sale del grifo con toda la calidad que debiera", asegura el alcalde, motivo por el que es uno de os asuntos de urgencia que intentarán resolver, sobre todo de cara el verano, ante la gran afluencia de veraneantes que recibe el pueblo de Martiago.

A corto plazo y a petición de los jóvenes del pueblo, desde el Ayuntamiento de Martiago quieren darle una vuelta importante y adecentar el polideportivo del pueblo, especialmente quieren arreglar el vallado, las porterías, las canastas y tenerlo listo para el verano.

La limpieza de las pistas del pueblo con la máquina motoniveladora o solicitar a la Diputación de Salamanca la colocación de reductores de velocidad en la travesía de Martiago son algunas de las iniciativas que persigue este equipo de gobierno, que, un año más, ya ha abierto uno de los parajes más concurridos durante el verano: Las Piscinas de Martiago. Es un referente en la comarca y, como cada año, han teneido que acometer la compra de algunos aparatos para adaptarse a la normativa sanitaria. Recuerdan desde el Consistorio que el próximo año saldrán a licitación la subasta del bar-restaurante de las piscinas.

Otra de las intenciones que prevén para esta legislatura, con el fin de beneficiar a los ganaderos del pueblo, es el de desarrollar labores de limpieza y desbroce en la zona comunal de La Dehesa, una finca de unas cien hectáreas del Ayuntamiento que la aprovechan los ganaderos del municipio.