Serradilla, "La Pasión" de todo un pueblo

|

UNO DE LOS MOMENTOS DEL VÍA CRUCIS VIVIENTE DE SERRADILLA DEL ARROYO


Mucha devoción y sentimiento, por parte de los vecinos de Serradilla del Arroyo, a la hora de representar por trigésimo primer año consecutivo el Vía Crucis Viviente del Viernes Santo, conocido como La Pasión de Serradilla, que se ha convertido en una de las señas de identidad de la Semana Santa de la diócesis de Ciudad Rodrigo, a pesar de que la Junta de Castilla y León, por eso de las cuestiones políticas, no quiera reconocer este evento religioso como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Sin embargo, los devotos, los turistas y cientos de curiosos, más de un millar en esta edición, animados por las excelentes temperaturas, han querido vivir en primera persona una Semana Santa diferente, donde los latigazos de los centuriones a Cristo resonaban entre las recónditas montañas del Parque Natural de Las Batuecas.

Donde los lamentos, los llantos, el silencio y la oración convierten a este Vía Crucis Viviente en un momento de recogimiento que es expresado al unísono por unos vecinos, que, lejos de preparar las representaciones, dejan al socaire de la naturalidad las sorpresa para aquellos visitantea que, por primera vez descubren esta genuina forma de sentir la Semana Santa.

Un Vía Crucis donde las imágenes hablan por sí solas.