El Martes Mayor logra llamar la atención de cientos de personas

|

HORNAZOS DE SERRADILLA DEL ARROYO EN LA CALLE MADRID


Cientos de personas han acudido a realizar diferentes compras por las diferentes calles del recinto amurallado de Ciudad Rodrigo con motivo de la celebración del Martes Mayor en el que 265 comerciantes han sacado sus puestos a la calle.

En la jornada de este Martes Mayor el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha tributado un sentido y merecido homenaje a la familia Sánchez-Vasconcellos, que lelva más de un siglo de dedicación al sector comercial de Ciudad Rodrigo, que hoy se traduce en sus tiendas del recincto amurallado dedicadas a la joyería y la óptica. Fue en 1889 cuando llegó desde Portugal José Vasconcellos Bautista y en el día de hoy recogían la placa de reconocimiento Pepe y Charo, en presencia de toda la saga Sánchez-Vasconcellos.

Fue Jacinto Vasconcellos el que leyó el discurso de agradecimiento en nombre de Pepe, que tuvo palabras para los hermanos ya fallecidos de éste: Jacinto, Antonio y Arturo.

La saga Vasconcellos llegó a tener más de 130 personas empleadas en sus talleres de joyería, sobre todo mujeres.


Hornazos, halcón Hermión y un obispo que apoya la lucha contra el cáncer

 Han vuelto a ser protagonistas los hornazos, como los de Serradilla del Arroyo, el halcón de nombre "Hermion", que ha hecho las delicias de grandes o pequeños", o los puestos ambientados en la época de San Francisco de Asís, ya que se conmemora el VIII Centenario del paso del Santo por Miróbriga.

Ha destacado también el obispo de Ciudad Rodrigo, Raúl Berzosa, que ha estado junto a los responsables del pueblo de la Asociación Española Contra el Cáncer, aportando su granito de arena.

Exaltación del Mercado Franco

Se trata de un día de exaltación del comercio, donde, especialmente, son protagonistas los empresarios salmantinos y los limítrofes del norte de Cáceres y de Portugal, aunque también han acudido vendedores de otras zonas como Andalucía, Castilla La Mancha, Madrid o la Comunidad Valenciana.

El Martes Mayor, que recuerda el mercado franco o libre de impuestos que concedieron a Ciudad Rodrigo los Reyes Católicos en 1475, pretende fomentar el espíritu comercial, con el fin de dar a conocer las excelencias de la zona.

De todos los puestos de venta que han invadido la Plaza Mayor y las calles aledañas, la mayoría son artesanos, donde han sobresalido algunos productos como los típicos hornazos, que son una especie de empanada a base de embutido de cerdo ibérico.

Este Martes Mayor también ha servido para recordar los antiguos oficios, tales como los de hilandera, orfebre o platero.

Uno de los puestos más concurridos ha sido el de un artesano que ha expuesto miniaturas de los antiguos carros de madera que eran tirados por los bueyes y que ha llamado la atención de todo el público.

En esta jornada, con motivo del VIII Centenario del Paso de San Francisco de Asís por Ciudad Rodrigo, numerosos comerciantes han decorado sus puestos y se han disfrazado emulando a la orden franciscana para recrear la vida de principios del siglo XIII, ya que San Francisco de Asís estuvo dos meses en Ciudad Rodrigo en el año 1214, cuando vino a España para recorrer el Camino de Santiago.

FAMILIA VASCONCELLOS EN EL HOMENAJE

PEPE VASCONCELLOS RECIBE EL RECONOCIMIENTO