El arte de criar un cerdo ibérico de "bellota de cuneta"

|


andresrubio
Andrés Rubio muestra las bellotas cogidas en la carretera de Sanjuanejo
Se llama Andrés Rubio y cada año se encarga de engordar a un cerdo ibérico para tener algo de embutido el resto del año.
El cerdo no sale a la montanera, como es habitual en las dehesas de la comarca de Ciudad Rodrigo, sino que tiene la fortuna de que le llevan las bellotas a su propia zahurda.
Todo gracias a su dueño, el señor Andrés Rubio, una persona muy conocida en la comarca de Ciudad Rodrigo, que se prodiga en cualquier feria o mercado de Ciudad Rodrigo, ya que es un apasionar del arte de la madera, ya que tiene muy buenas dotes para elaborar todo tipo de utensilios de cocina o para el campo.
Sin embargo, Andrés Rubio nos llama ahora la atención ya que es habitual verlo agachado por alguna de las cunetas de las afueras de Ciudad Rodrigo, sobre todo en las de la carretera que va desde Sanjuanejo hasta Serradilla y Monsagro.
Cada día acude con su bicicleta a recoger las bellotas que caen en las cunetas, ya que, debido al vallado, éstas no las pueden comer los cerdos de las fincas y las aprovecha él para el marrano que cría todos los años.
Andrés acude con su saco y cuando lo tiene bastante lleno, regresa a casa con su bicicleta.
Así que si estos días lo ven agachado y con la bicicleta recostada sobre alguna portera, no piensa que se ha caído o que le ha ocurrido algo, simplemente está agachado cogiendo bellotas para que engorde su cerdo.